Aunque parezca increíble, solo por estar guardada la ropa también puede estropearse. Sí, has leído bien. Cuando se guarda la ropa y pasan meses antes de que la vuelvas a usar, en especial las prendas blancas, adquieren un tono amarillento que nada tiene que ver con el color blanco luminoso que tenían cuando las guardaste. Pero esto no solo sucede con la ropa que lleva mucho tiempo guardada como las sábanas heredadas de tu abuela o las prendas que usaron tus hijos al nacer: también la ropa de verano que guardaste limpia el año pasado, puede tener ese color amarillo cuando la vuelves a sacar.

A primera vista, puede parecer difícil eliminar ese color que ha ido adquiriendo… pero en este artículo te contamos cómo blanquear la ropa amarillenta para que vuelva a su color original.

¿Por qué se amarillea la ropa blanca?

Muchas son las causas por las que la ropa blanca se amarillea, pero la principal suele estar relacionada con guardarla en lugares con humedad o donde hay poca ventilación. También puede ser que no se haya lavado en profundidad: si quedan restos de suciedad en el interior de las fibras, con el paso del tiempo aparecerán esas molestas manchas amarillentas.

Es habitual que se amarilleen las fundas de almohadas y los cojines, ya que están en contacto con el pelo y el cuerpo. En estas prendas se van acumulando restos de sudor y sebo corporal y con el paso del tiempo estos restos se van oxidando y acaba apareciendo el amarilleamiento.

Blanquear la ropa amarillenta

Al plantearnos cómo blanquear la ropa, hay quien erróneamente utiliza lejía como método para blanquear la ropa amarillenta, provocando un desgaste mayor de la prenda. Y es que la lejía puede dañar y oxidar las fibras, debilitándolas y provocando que, a la larga, aparezca el color amarillo que pretendes evitar.

Entre los remedios caseros para blanquear la ropa amarillenta, uno de los más habituales es el empleo del agua oxigenada: solo hay que mezclar un poquito de agua oxigenada con agua fría y dejar la ropa en remojo durante un par de horas. A continuación, enjuágala y lava la prenda como lo haces habitualmente.

Otro remedio muy usado es el limón, ya que también es un blanqueante natural ¿Lo has probado? Hierve un litro de agua con el jugo de dos limones y mantén la prenda en remojo durante una hora. Después lava la prenda como haces habitualmente y déjala secar al sol.

Por otro lado, el bicarbonato también puede funcionar como blanqueante. Echa un par de cucharadas en el agua de lavado y ya verás qué efectos consigues en la ropa.

Pero si lo que necesitas es una solución 100% eficaz para recuperar amarilleamientos, tanto suaves como extremos, lo mejor es utilizar un producto blanqueador muy eficaz como Blanco Nuclear Sobres, que recupera en un solo lavado el blanco original de la ropa. Además, no daña las prendas delicadas y es eficaz en todo tipo de fibras, incluso fibras sintéticas y mezclas.

Blanquear la ropa muy amarillenta

En prendas muy amarilleadas, lo mejor es realizar el tratamiento a mano. Pero no te preocupes porque es un procedimiento muy sencillo y la ropa quedará impecable. Simplemente sigue estos pasos:

  • Disuelve el contenido de Blanco Nuclear Sobres en 4 litros de agua muy caliente, a la máxima temperatura que admita la prenda. La cantidad de sobres a verter depende de lo amarillenta que está la ropa.
  • Una vez tienes la mezcla a punto, sumerge la prenda completamente y déjala en remojo durante una hora.
  • Pasado este tiempo, aclara la prenda con agua y lávala con tu detergente de forma habitual.

Pero si las manchas amarillas son visibles y están localizadas, puedes aplicar el producto directamente encima de ellas para que sea más efectivo. Para ello, humedece las manchas con agua, aplica Blanco Nuclear Sobres encima y frota suavemente la zona manchada con un cepillo. A continuación, sigue el mismo procedimiento que antes: disuelve el producto restante en agua caliente, deja la prenda en remojo una hora, aclárala con abundante agua y, por último, lávala como acostumbras a hacer.

Secretos para que la ropa no amarillee

Aunque ya eres un experto en eliminar manchas amarillas, te contamos algunos secretos para evitar que la ropa amarillee.

  • Cuando utilices cremas corporales o lociones, intenta no vestirte hasta que estén completamente absorbidas.
  • No utilices lejía ya a la larga amarilleará la ropa.
  • Asegúrate de que la prenda está perfectamente limpia y seca antes de guardarla para la siguiente temporada.
  • No es conveniente emplear suavizantes o perfumes, ya que pueden quedar restos sobre las fibras y que se oxiden con el paso del tiempo.
  • Cuando guardes la ropa, no lo hagas en bolsas de plástico: emplea en su lugar cajas de cartón para protegerlas del polvo y la suciedad.

Si quieres saber más de las prendas blancas y como mantenerlas en perfecto estado, consulta el artículo cómo lavar ropa blanca: pon en práctica nuestros consejos y parecerá que vas de estreno cada día.

PRODUCTOS

RELACIONADOS

TAMBIÉN TE

PUEDEN INTERESAR

Cómo quitar las manchas amarillas de la ropa

Seguro que alguna vez te has encontrado manchas amarillas en tu ropa blanca e intentar quitarlas te ha dado algún que otro quebradero de cabeza. Esta...

Saber más

La guía definitiva para saber cómo blanquear la ropa

Mantener la ropa guardada durante mucho tiempo, no usar blanqueante en las coladas para que se mantengan blancas y lavar la ropa blanca con prendas de...

Saber más

¿Cómo blanquear la ropa blanca?

La ropa blanca es un imprescindible en cualquier armario. Todo el mundo tiene alguna prenda de ese color, ya que combinan con todo. Sin embargo, este ...

Saber más