Seguro que hay alguna prenda en tu armario que hace mucho tiempo que no te pones porque te has cansado de ella, o ya la ves demasiado vieja, desgastada o ha perdido color. Tíñela para darle una nueva vida: podrás recuperar su tonalidad original consiguiendo que parezca recién comprada o, si lo prefieres, cámbiale el color al tono que más te guste.

Utiliza la lavadora para teñir tus prendas en casa, es la forma más cómoda y práctica. Y no te preocupes, tu lavadora está a salvo: el tinte no la dañará ni estropeará.

Teñir ropa a máquina es muy fácil, más de lo que piensas, y el resultado es espectacular. A continuación, te explicamos cómo teñir ropa en lavadora:

Ropa que es mejor teñir en lavadora

Te recomendamos teñir ropa en la lavadora sobre todo en el caso de piezas de gran tamaño como pueden ser pantalones, toallas, sábanas, cortinas, fundas de sofás…

Si vas a teñir una pieza pequeña como una camiseta, un pañuelo, ropa interior, podrás hacerlo a mano, como te indicamos en el artículo
cómo teñir a mano. Utiliza tu lavadora para teñir y conseguirás un color homogéneo y uniforme sin manchar nada y sin que tu máquina corra ningún riesgo.

Materiales necesarios

Teñir no es nada complicado y si además utilizas la lavadora, no hacen falta muchos elementos. Esto es la que vas a necesitar:

  • Tinte Iberia
  • Guantes de plástico, para no mancharte cuando manipules el colorante
  • Sal para Teñir Iberia o 500g. de sal común, para conseguir un color uniforme y duradero
  • Un pequeño recipiente de plástico: puedes utilizar un tapón de detergente, y una cucharita para disolver el colorante
  • Tijeras
  • Detergente, tu marca habitual
  • Lejía

Teñir ropa en lavadora paso a paso

Si no sabes cómo teñir ropa en la lavadora no sufras, es muy fácil. Solo necesitas seguir los siguientes pasos:

1

Introduce la prenda en el tambor

Moja la prenda y colócala en el interior de la lavadora sin darle la vuelta: las costuras deben quedar en el interior, ya que queremos que el tinte quede más intenso en la parte visible de la prenda.

2

Añade Sal

Introduce dentro del tambor Sal para teñir Iberia o 500g. de sal común de cocina. Ten en cuenta que la sal es imprescindible para conseguir un color uniforme y un resultado óptimo.

3

Incorpora el fijador y el tinte en la lavadora

Ponte los guantes de goma cuando manipules el colorante para no manchar tus manos. Corta los sobres con unas tijeras e introduce el colorante en un recipiente de plástico resistente a la lavadora, como una bolsa dosificadora de detergente o un tapón de detergente grande. Añade en el mismo recipiente un poco de agua caliente y mezcla con una cuchara hasta disolver totalmente el tinte.

Introduce el recipiente en el interior del tambor, colocándolo encima la prenda.

Tintes Iberia incluye en sus envases una cubeta con un fijador en polvo, que asegura que los colores sean más intensos y duraderos. Abre la cubeta e introdúcela también en el tambor junto con el tinte y la sal.

4

Pon en marcha la lavadora

Selecciona un programa largo, sin prelavado, a 40ºC.

Si quieres puedes ahorrarte el tiempo de centrifugado, no es necesario realizar esta operación ya que una vez finalizado el programa vas a lavar la prenda.

5

Lava la prenda con tu detergente habitual

Para eliminar los restos de tinte y dejar tu prenda impecable lávala después de teñir. Añade detergente y selecciona un programa largo a 40ºC. Esta vez no te saltes el centrifugado para que la prenda no salga chorreando.

6

Seca la prenda

No utilices la secadora. Extiende la ropa sobre una superficie horizontal a la sombra, evitando la exposición directa al sol.

Tu lavadora perfecta después de teñir ropa

El tinte Iberia no daña ni estropea la lavadora. Sólo es necesario limpiarla después de teñir para que puedas seguir lavando tu ropa. Es muy sencillo y con este proceso te asegurarás de que no quedan restos de colorante en las gomas del tambor ni en el interior.

Introduce en el compartimento del detergente de la cubeta un vaso de lejía y un poco de detergente y programa un lavado largo a 90ºC. Puedes hacerlo con la lavadora vacía o aprovechar para lavar los trapos blancos y bayetas que utilizas para la limpieza.

Quedará todo limpio e impecable para que puedas lavar a continuación de la manera habitual.

Trucos prácticos

Si no has utilizado guantes y al manipular el tinte te manchas accidentalmente las manos, es muy sencillo eliminarlo. Aplica un poco de lejía sobre la piel coloreada, frota suavemente y enjuaga bien. Una vez hecho esto, aplícate crema de manos o alguna loción corporal para hidratar la zona y evitar la sequedad.

También puedes limpiar con lejía las tijeras y superficies que se te pudieran haber manchado accidentalmente al manipular el colorante (se cuidadoso ya que la lejía daña algunos materiales).

TAMBIÉN TE

PUEDEN INTERESAR

Cómo Teñir Ropa Negra

La ropa negra es la que pierde color más rápidamente lavado tras lavado. Si quieres recuperar el negro original, tíñela con estos consejos....

Saber más

Cómo quitar las manchas de lejía

Tener que quitar manchas de maquillaje, aceite o chocolate, pued...

Saber más

Cómo Quitar El Desteñido De La Ropa

¿Has abierto el tambor de la lavadora y has encontrado una prenda desteñida? ¡No desesperes! Te contamos cómo hacerlo para recuperarla....

Saber más