La ropa blanca es un imprescindible en cualquier armario. Todo el mundo tiene alguna prenda de ese color, ya que combinan con todo. Sin embargo, este tipo de prendas tienden a perder su luminosidad con facilidad, agrisándose o volviéndose amarillas con el tiempo. Por eso, es recomendable añadir un potenciador del blanco en las coladas para mantener su blancura, como ya te comentamos en el artículo cómo lavar la ropa blanca. Si ya tienes la ropa amarilleada o gris, realiza de vez en cuando un tratamiento de blanqueamiento a la ropa para recupere su color original.

Para hacer el tratamiento y que el resultado sea el deseado, lo mejor es usar un producto blanqueante como los de la gama Blanco Nuclear: dependiendo del problema que tengas, te recomendamos usar uno u otro.

Trucos para mantener la ropa blanca

Que la ropa pierda su brillo es más fácil de lo que nos parece: un día cogemos nuestra camisa blanca favorita y resulta que ya no es tan blanca, sino que ha adquirido un color más bien amarillento o grisáceo. Pero ¿por qué pasa esto?

Antes de nada, hay que recordar que para que las prendas mantengan su blanco impoluto, la ropa blanca se debe lavar por separado: por mucho que laves la ropa con prendas que sabes que no destiñen o prendas de colores claros, a la larga tu ropa blanca se resentirá, ya que las minúsculas partículas de colorante se van depositando encima de las fibras tiñéndolas. Puedes no darte cuenta después de los primeros lavados, pero no tardarás mucho en ver las consecuencias en tu ropa blanca.

Aunque no todas las prendas aceptan las altas temperaturas, lo mejor para lavar bien la ropa blanca y limpiarla en profundidad es seleccionar programas largos y a temperatura alta, al menos de vez en cuando, para eliminar bien la suciedad de los intersticios de las fibras.

Si la prenda no admite estas temperaturas, añade al detergente un quitamanchas con efecto blanqueante como Blanco Nuclear en Polvo: tus prendas quedarán impecables, sin restos de suciedad y con un blanco brillante y luminoso.

Te recomendamos que no emplees suavizante cuando realices este tipo de colada. Los restos de producto que quedan sobre las fibras hacen que la suciedad quede más fijada y sea más difícil de eliminar.

Nuestro último truco seguro que lo has oído más de una vez: tender la ropa al sol. Te puede parecer una leyenda, pero la realidad es que el sol es un potenciador del blanco por lo que ayudará a que tu ropa se vea más blanca.

Consejos para blanquear ropa blanca correctamente

Para blanquear la ropa correctamente lo primero que debes hacer es evaluar el problema: si ha perdido un poco su color blanco o si realmente está muy amarilleada o agrisada… Una vez lo hayas hecho, nosotros te indicamos cómo solucionarlo.

Ropa blanca amarillenta

Cuando la ropa blanca lleva mucho tiempo guardada, puede coger un color amarillo para nada bonito. Puede que toda la prenda se haya amarilleado de forma uniforme o que sólo sean ciertas zonas. Esto último se da cuando la prenda ha estado en contacto con una piel en la que se había aplicado lociones o cremas, aunque también pueden ser debido a los restos de sebo y sudor.

Sea como sea, antes de dar por perdidas estas prendas, sigue los trucos que te contamos en el artículo cómo blanquear ropa amarillenta con Blanco Nuclear en Sobres. ¡Quedarán todas perfectas!

Ropa blanca agrisada

También puede ser que, en vez de amarillearse, tu ropa se agrise. Una de las razones por las que esto pasa es porque no se ha lavado correctamente la ropa, a suficiente temperatura o se haya hecho con ropa muy sucia y la suciedad se ha vuelto a depositar encima de las fibras. Otra es que se haya mezclado la colada blanca con otras prendas de colores, que no tienen por qué ser ni oscuros ni intensos, y éstas hayan soltado pequeñas partículas de colorante.

Para recuperar y blanquear ropa blanca grisácea te aconsejamos que uses Blanco Nuclear en Polvo, ya que aparte de blanquear, limpia en profundidad eliminando la suciedad, quita las manchas difíciles e higieniza las prendas.

Quitar manchas en ropa blanca

Dado que las manchas son especialmente visibles en la ropa blanca, es mejor que las pretrates antes de poner la prenda a lavar. De esta manera te aseguras de que no quedan restos, sino que las has eliminado por completo.

Para quitar estas manchas puedes mojar primero la zona manchada, aplicar unas gotas de detergente o quitamanchas y frotar con un cepillo de dientes la zona para que el detergente penetre mejor. Cuando frotes, hazlo de manera suave para no dañar el tejido. En el caso de que la prenda esté muy sucia, te recomendamos que dejes la prenda en remojo dentro de un balde con agua caliente y Blanco Nuclear en Polvo antes de enjuagarla y lavarla de manera habitual.

TAMBIÉN TE

PUEDEN INTERESAR

La guía definitiva para saber cómo blanquear la ropa

Mantener la ropa guardada durante mucho tiempo, no usar blanqueante en las coladas para que se mantengan blancas y lavar la ropa blanca con prendas de...

Saber más

Los mejores trucos para saber cómo lavar la ropa blanca

Una de las cosas que más nos gusta de la ropa blanca es la luz que tiene, pero también tiene un gran inconveniente....

Saber más

¿Cómo lavar cortinas? Trucos y consejos infalibles

Están en la mayoría de las casas, son un elemento decorativo que, además, tiene la función de alejarte de las miradas indiscretas de los vecinos. ...

Saber más