El vino es un producto muy presente en la dieta mediterránea. Consumir una copita de vino con las comidas o las cenas es más que habitual, como lo es sufrir un descuido y que caigan algunas gotas de vino en la ropa o manchársela de manera accidental.

Las manchas de vino, especialmente las de vino tinto, son complicadas de eliminar porque tiñen la ropa. Y aunque las manchas de vino blanco son más fáciles de quitar, para que la ropa vuelva a quedar impecable, lo adecuado en ambos casos es pretratar las manchas.

Consejos y trucos para eliminar manchas de vino tinto

Como ocurre con todas las manchas de la ropa, es importante actuar lo antes posible. De lo contrario, el vino puede penetrar en las fibras del tejido y hacer que la mancha se extienda. Además, como se trata de un líquido, si no se actúa con rapidez puede que el vino pase a otros tejidos o superficies manchándolos.

Tanto si has podido actuar al momento como si la mancha se ha secado, en este artículo te damos unos consejos para deshacerte de ella.

Mancha de vino reciente

Si te acabas de manchar la ropa de vino te recomendamos que actúes enseguida. Lo primero que debes hacer es poner papel de cocina o servilletas blancas encima de la mancha para que absorban todo el líquido posible; recuerda que en ningún caso debes frotar las manchas de vino ya que si no las harás más grandes.

Si se hace un tratamiento superficial, las manchas de vino no saldrán ya que los líquidos penetran más entre las fibras. Utiliza un quitamanchas como Cebralín Quitamanchas Accidentales, que tiene un cabezal con nódulos que ayuda a que el producto empape más el tejido y elimine la mancha de forma más fácil. Para usarlo de manera óptima, extiende la prenda sobre una superficie plana y coloca un paño blanco o un papel absorbente de cocina debajo de la mancha. Después aplica el producto por ambos lados de la mancha.

A continuación, frota suavemente la mancha y deja actuar el producto unos 5 minutos, pero vigilando que éste no se seque. Por último, cuando hayas completado este proceso, lava inmediatamente la prenda manchada por vino como haces de manera habitual.

Si lo que sea ha manchado es ropa de casa, un mantel, una alfombra o similar, puede que la mancha a tratar sea muy grande o que no puedas lavarla de forma convencional.

Si esto ocurriera usa el truco de la sal: echa sal en toda la zona manchada, cubriéndola completamente, para que absorba el líquido y no manche más superficie. No obstante, no la dejes actuar durante más de 15 minutos o provocará el efecto contrario y fijará la mancha. Para quitar la sal, aspírala o quítala de manera manual pero concienzudamente para no dejar restos.

Si estás en una comida o cena, te acabas de manchar con vino tinto y quieres una solución inmediata para que la mancha se vea lo mínimo, remójala con vino blanco. Pero ten en cuenta que sólo podrás quitar la mancha si es muy reciente. En todo caso, aunque parezca que la has quitado, puede que queden restos en las fibras y, además, olerá a alcohol, por lo que luego deberás lavarla.

Mancha de vino seca

Hay veces en las que nos manchamos sin darnos cuenta. Si es tu caso y al hacer la colada descubres que hay ropa manchada de vino, trátala antes de meterla en la lavadora porque si no, no habrá quien las saque. Para estos casos lo mejor es que uses un quitamanchas especialmente formulado para quitar manchas de vino. Nosotros te recomendamos Cebralín Quitamanchas Accidentales, que incorpora un aplicador que ayuda a desincrustar la mancha y con una fórmula muy eficaz que penetra en las fibras. De esta manera, podrás eliminar la mancha mucho más fácilmente.

Para hacerlo, primero cubre la mancha con agua caliente. Cuanto más caliente esté el agua, mejor ya que en este caso la alta temperatura no fija la mancha, sino que tiene el efecto contrario y la ablanda. Después, extiende la prenda sobre una superficie plana y coloca un paño blanco o un papel absorbente de cocina debajo de la mancha. Aplica el quitamanchas por ambos lados de la mancha ayudándote del aplicador con nódulos. Frota la zona suavemente y deja actuar el producto unos 5 minutos, sin dejar que el producto se seque. Finalmente, lava la prenda tal como haces normalmente.

También existen soluciones hechas a base de productos que puedes encontrar habitualmente en tu casa, aunque no son tan efectivos. Uno de los trucos es usar leche caliente: aplícala abundantemente sobre la mancha, aunque hay que tener cuidado, ya que la leche también puede manchar (sobre todo si la prenda es de color).

Si la mancha está seca, se puede aplicar crema de afeitar sobre la mancha durante unos minutos y después poner la prenda en la lavadora con agua caliente o tibia. En este caso, sobre todo si las manchas se encuentran en superficies difíciles, también se puede disolver una cucharada de detergente para prendas delicadas, como Norit Delicado Mano, en un vaso de agua tibia junto con otra de amoniaco. Después, solo tienes que humedecer una esponja o un cepillo con la mezcla y frotar sobre la mancha.

Acuérdate de que, sea cual sea la opción que elijas, al final debes poner la prenda a lavar como harías normalmente.

Cómo quitar manchas de vino blanco

Como ya hemos dicho antes, las manchas de vino blanco no son tan vistosas ni difíciles de sacar como las de vino tinto, pero también hay que tratarlas antes de lavar la ropa. Si no lo haces, es probable que las manchas amarillas reaparezcan una vez la prenda está lavada y planchada.

Existen algunos trucos caseros para sacar estas manchas, aunque no siempre son efectivos: si la mancha es reciente, simplemente tira sal encima de ésta y deja que absorba el líquido. También puede aplicar zumo de limón sobre la mancha para que la elimine por completo. En todo caso, si lo que quieres es asegurarte de que se van definitivamente, entonces debes usar un quitamanchas especial como Cebralín Quitamanchas Accidentales.

PRODUCTOS

RELACIONADOS

TAMBIÉN TE

PUEDEN INTERESAR

¿Cómo quitar las manchas de aceite?

Las manchas más habituales en nuestra ropa son las manchas de aceite. Tanto niños como adultos sufrimos salpicaduras durante las comidas, y nuestras...

Saber más

Cómo quitar las manchas de tinta

¿Cuántas veces has jugado distraídamente con un bolígrafo y tu ropa ha terminado pintada? ¿O se ha roto un rotulador y manos y ropa han quedado c...

Saber más